Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

[ANÁLISIS] Hacia una reforma que apunte a una pensión mínima para todos

Carolina Trivelli, investigadora principal del IEP, fue consultada por el diario La República acerca de los mecanismos que deben aplicarse con miras a una reforma del sistema de pensiones ► https://bit.ly/3blsg8X

Por: Ani Lu Torres y Christian Alcalá

La pandemia del Covid-19 no ha detenido el avance hacia una reforma de pensiones en Latinoamérica. Países como Chile –que afrontó tres meses de estallido social– y Colombia van por esa vía. Y en Perú, luego del control de la pandemia, mejorar el sistema previsional está en las agendas del Ejecutivo y del Congreso, que han previsto iniciar el debate esta semana.

Para los especialistas, una reforma integral implica una mirada global de un sistema que –tras casi 30 años– sigue sin sumar al 74% de la población económicamente activa.

Esta “reingeniería” deberá incluir cambios al sistema privado de pensiones (donde operan cuatro AFP), así como al público (ONP) y el no contributivo (Pensión 65).

Ver al informal

¿Cómo lograr que el trabajador independiente o un comerciante entren al sistema?

En el 2017 –tras otros intentos fallidos de reforma– la Comisión de Protección Social recomendó que todos los ciudadanos (formales e informales) en edad de trabajar tengan una cuenta de capitalización individual en la se irían acumulando sus ahorros, con comisiones menores al 0,6%, que permita –además– el ahorro a través del pago de facturas, como del teléfono, entre otros.

Que, asimismo, se incluya por parte del Estado un subsidio focalizado a afiliado con menores ingresos.

Carolina Trivelli, exministra de Desarrollo e Inclusión Social, indicó que “se deben buscar todos los mecanismos para incluir al grueso de población que no aporta, generarlo a través de una porción del IGV”, dijo. “Necesitamos pensar el problema en conjunto, no el de ricos o pobres”, subrayó.

Mayor competencia 

El último informe de la Organización Internacional del Trabajo (2020) reveló que “todas las reformas que se han realizado (en Perú) no han dado los resultados esperados. En parte, según diversos especialistas como Pedro Francke, se debe a la concentración del mercado en solo 4 AFP, las cuales no se han preocupado por mejorar la rentabilidad de los afiliados.

“La falta de alternativas para que el afiliado escoja la entidad que mejor le convenga es una falla que se debe analizar. No es posible que no se nos considere como dueños del fondo, ni siquiera tenemos un representante en los directorios”, dice Italo Lescano, representante de los exaportantes a las AFP.

Por su parte, Juan José Marthans director del PAD-Universidad de Piura, apunta a redefi nir integralmente el concepto de las AFP. “No podemos dejar a ningún segmento pensionario, sea público o privado, por debajo de una pensión mínima esperada luego de 30 a 35 años de aporte”, refiere.

Y es que hoy ninguno de los sistemas te garantiza al menos una pensión equivalente a una remuneración mínima (S/ 930).

¿Y la ONP?

La última mejora para los jubilados de la ONP sucedió el 1 de mayo del 2019: el Gobierno incrementó luego de 18 años la pensión mínima a S/ 500.

Pese a ello, se estima que al menos el 60% de sus afiliados no recibirá una pensión por no haber completado 20 años mínimos de aporte. El Banco Mundial ha recomendado que se reduzca el tiempo de aportes. La discusión podría incluirse en la propuesta del Legislativo o del mismo presidente.