Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

[COLUMNA] Lo importante y lo urgente, por Hérnan Chaparro

¿Qué puede explicar el lento descenso de Vizcarra?  Por los menos dos asuntos que algunos presentan como opuestos, pero son complementarios.  Por un lado, hace meses que las respuestas apuntan al interior del país y a un sector de la población que demanda resultados sobre temas del día a día. Es en los sectores de menores recursos económicos, del interior y que están menos atentos a la política cotidiana donde Vizcarra pierde apoyo.

Lo otro, considerando que la encuesta se hizo antes de la visita de Vizcarra al congreso, es que la mitad de la población veía al Presidente poco comprometido con el debate sobre la reforma política. Es cierto que hay gente que no sigue estos temas, pero eso no se contradice con que, cuando se les pregunta directamente, no expresen su demanda por cambios en este ámbito.

Se podría asumir que parte de las expectativas generadas por un ingeniero que fue gobernador de una región del interior era que avanzara con el destrabe de tanta obra paralizada dentro del país.  Algo de eso intentó, primero con el aeropuerto de Chinchero y luego con reuniones tanto uno a uno como grupales con los gobernadores.  Esto no ha funcionado como se esperaba o ha causado más problemas.

Es en el interior donde la asociación de Vizcarra con obras y confianza es más baja, mucho más aún en el interior rural. Uno se pregunta qué fue de la propuesta del contralor Nelson Shack que apunta a resolver el gran problema de obras paralizadas en todas las regiones del país.  En Lima, los problemas en Carabayllo son una clara muestra de esto.  Un ojo en lo importante y otro en lo urgente.