Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

[ENTREVISTA] Hernán Chaparro y el análisis del nuevo Congreso tras las elecciones

Hernán Chaparro, Jefe de Estudios de Opinión del IEP, fue entrevistado por el Diario Gestión sobre los resultados de las elecciones 2020 ►https://bit.ly/2umdcbN

En esta entrevista, el jefe del Área de Estudios de Opinión del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Hernán Chaparro, explica que hay detrás de la victoria electoral de APP y Acción Popular, así como la incursión sorpresiva de UPP y el Frepap.

¿Cómo se explica que hoy en día Acción Popular y APP sean las dos fuerzas más importantes en el nuevo Congreso?

Hay varios factores. Uno de ellos está vinculados a los gobiernos locales y regionales. Y es que es probable que (sus candidatos) también hayan tenido apoyo indirecto de gobernadores y de autoridades locales. Eso por un lado.

O sea, ¿no pesó el hecho que estos dos partidos están mejor organizados que en la elección anterior?

¿Acción Popular mejor organizado? Acción Popular no ha tenido a nadie quien dirija la campaña. Lo que ha tenido, me parece, son estos vínculos con autoridades locales y eso terminó beneficiándolos. Pero los líderes que hoy están apareciendo en los medios de comunicación no han aparecido durante la campaña.

¿Y en lo que respecta a APP?

Pensaría que también está vinculado a autoridades locales, es un tema que hay que evaluar.

¿No ha visto planificación por parte de ambas agrupaciones a lo largo de estos años?

No. En Acción Popular de ninguna manera, y APP sí tiene hace un tiempo un plan para ir creciendo, pero lo cierto es que nadie esperaba que se produjera la disolución del Congreso. Esta elección fue muy apresurada.

¿En el 2021 APP y Acción Popular dejarán de ser fuerzas mayoritarias en el Congreso?

Dependerá, en parte, de cómo logren desarrollar acciones en el Congreso.

UPP se convertiría en la tercera fuerza en el Congreso y tiene presencia en doce regiones. ¿A qué cree que se debe?

UPP es el populismo de izquierda, tiene un discurso maniqueo, básico, de buenos y malos, con propuestas muy radicales y está ubicado muy a la izquierda. Eso capta una parte del electorado. A mí me da la impresión de que acá hay una doble lectura. Por un lado, tienes una lógica de izquierda/derecha y, por el otro, una mirada más pluralista/democrática vs. autoritarismo, porque Daniel Urresti plantea una suerte de gestión eficiente con mano dura, sin caer en los extremos de UPP.

¿La crecida de UPP en regiones es algo que se vio venir?

No. En las elecciones municipales y regionales la presencia de UPP fue mucho más débil, porque justamente no estaba asociada a la figura de Antauro Humala. A raíz de esta asociación habrá que analizar si UPP hizo un trabajo político local. En las encuestadoras hemos tenido limitaciones para ver el tema de representaciones en las regiones, por eso recién se pudo medir bien entre el sábado y domingo (día de la elección).

¿Hubo un error por parte de las encuestadoras al momento de analizar el interior del país?

Las encuestas solo han tenido una mirada muy parcial del interior del país, y bueno, eso ha dificultado el análisis. Además, la hipótesis que se hizo, sobre todo, en el IEP, en la última encuesta de diciembre, es que la gente que había definido su voto tenía un perfil, mientras los que estaban a favor del blanco/viciado tenía otro y los que no habían precisado su voto, igual. Esa mitad, de acuerdo al IEP, que definió su voto en la última semana, son gente que venía del no sabe/no precisa y estaba más desconectada de lo político. Algo de eso se tiene que haber ido a los partidos que aparecieron en la última semana, como Frepap y UPP. El voto en blanco/viciado, que es de protesta y anti-establishment, se fue a UPP.

¿Cómo explicar el fenómeno del Frepap?

Es un tema a investigar, pero hay una mezcla de cosas. El Frepap está ubicado en provincias muy marginales. Las encuestas que se suelen hacer en el interior del país, en el mayor de los casos, abarca más regiones y capitales de departamentos, provincias no se suelen cubrir. Ahí las encuestas tienen una limitación, salvo las que se hacen el sábado previo a elecciones y el mismo día de los comicios, que tienen una cobertura adecuada de todo el espectro regional. Por otro lado, el Frepap se convirtió en el símbolo de quienes querían expresar un voto de protesta, pero que sentían que quedarse en el voto blanco/viciado podría beneficiar al aprismo para que pase la valla.

En lo que respecta a Fuerza Popular, ¿cómo explica su debacle?

Sí. Hay un claro desgaste porque apoyaron, junto al Apra, la confrontación con el Ejecutivo. Cuando el Congreso fue disuelto el 80% lo aprobó, mientras que un 20% decía que era un golpe de estado. Ellos (Fuerza Popular) sacaron un porcentaje de ese 20%.

Desde el 2016 Julio Guzmán viajó por todo el Perú para construir su partido e instalar sus bases, pero ahora solo tiene presencia en cinco regiones. ¿Le afectó al Partido Morado el escándalo que protagonizó su líder?

No sabemos, pero puede ser. En general, en el interior del país el voto a grupos independientes es muy alto, tan así que muchos gobernadores son de grupos independientes. Entonces, lo que hubo es una oferta electoral de partidos de alcance nacional. O sea, la gente en regiones no ha tenido sus opciones locales. Eso posiblemente haya propiciado el voto por partidos más cercanos a lo regional, y, en ese sentido, el Partido Morado es visto como una agrupación, desde las regiones, como “más limeño”.

¿Usted cree que esa perspectiva puede cambiar para los comicios del 2021?

Como es prácticamente un nuevo partido, dependerá del performance de sus congresistas.

Pese a que APP tiene presencia en 15 regiones, aún le cuesta triunfar en Lima, en donde solo tendría un congresista. ¿A qué cree que se deba?

APP es un partido que gira alrededor de un caudillo, César Acuña. Tiene una estructura muy vertical. Entonces, creo que eso le puede dificultar el crecimiento. Si no hay líderes alternativos se le complica. Otro aspecto es que en Lima hay un espacio similar al de Acuña, Podemos Perú de Daniel Urresti, por lo que también lo descoloca. En conclusión, la vida de APP está muy centralizada en Acuña y el norte.

O sea, ¿ve complicado que APP logre la alcaldía de Lima en un futuro?

Eventualmente APP deberá buscarse un personaje más “limeño” y que le funcione. Así como está la dinámica en el país, diría que más que estar buscando presencia partidaria, APP debe buscarse un personaje político para tener una presencia importante en Lima. En el caso de Podemos Perú, José Luna se unió a Urresti en Lima y eso lo ha beneficiado. Si Urresti fuera arequipeño, sacaba votos en Arequipa. Luna ha encontrado a un gran socio, no es que Podemos Perú tenga mejor presencia partidaria en Lima, sino que se ha buscado a un personaje político.

¿Podemos Perú está lejos de convertirse en un “PPC o Somos Perú” limeño?

No, es Urresti y punto. Si Urresti se va a otro lado, se va con sus votos.