Centro de pensamiento e investigación en ciencias sociales

Rolando Rojas: “En ciertas circunstancias de nuestra historia política el asesinato fue un arma más”

Texto original aquí: https://bit.ly/2LXXJpP

¿Fue Faustino Sánchez Carrión el autor intelectual del asesinato de Bernardo Monteagudo, ese complejo personaje que llegó al Perú con el Libertador San Martín y luego se vínculo a Simón Bolivar? ¿Fue Nicolás de Piérola el factotum que guió la mano del sargento Montoya, asesino de Manuel Pardo, el primer presidente civil de nuestra historia? ¿Fue el asesinato de Luis Miguel Sánchez Cerro producto de una conspiración del Partido Aprista, en respuesta a la brutal persecución desplegada en su contra?

“Cómo matar a un presidente. Los asesinatos de Bernardo Monteagudo, Manuel Pardo y Luis Miguel Sánchez Cerro” (Instituto de Estudios Peruanos, 2018) escrito por el historiador Rolando Rojas, es un libro que trata de desentrañar las razones de algunos de los asesinatos políticos más importantes de nuestra historia. Como afirma Rojas “lo común es que quienes asumen toda la culpa en los magnicidios son los ejecutores directos… son los peces pequeños los que caen” mientras el resto de las responsabilidades nunca terminan de ser aclaradas.