Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

[COLUMNA] Se acaba el tiempo, por Patricia Zárate


El presidente Castillo, ha ido sumando errores en su propio desempeño y en la selección de quienes lo acompañan en su gobierno. Si el mes pasado se veía una tendencia a la baja en su aprobación que aún no era estadísticamente significativa, este mes la aprobación desciende dramáticamente. Y no solo eso, casi la mitad de los encuestados cree que el gobierno empeorará en los próximos meses y solo menos de un tercio cree que mejorará.

Teniendo eso en mente ¿la ciudadanía pide la vacancia del presidente? Todavía no. La mayoría de encuestados (55%) desaprueba el pedido de vacancia por parte del Congreso, sin embargo, son menos los que creen que permanecerá cinco años en el cargo. El tema pasa sin duda por quién quiere vacar al presidente: el Congreso tiene aún más desaprobación que el mandatario, pero pasa también porque los últimos años, de incertidumbre política y con una pandemia a cuestas, han vuelto a poner sobre la mesa problemas como la economía y la política. La ciudadanía sabe que la inestabilidad política afecta a sus vidas y a su economía.

Castillo, como Kuczynski, empezó su gobierno sin mayoría en el Congreso. En ambos casos fueron muy cuestionados por el partido que perdió la contienda electoral. Sin embargo, la actual aprobación de Castillo es la mitad de la que tenía Kuczynski en el cuarto mes de su gobierno y eso tampoco fue suficiente para que este conservara la presidencia. Es difícil saber qué hará el presidente para mantenerse el poder y cerrar este ciclo de permanente crisis y debilitamiento democrático. Pero, sea lo que sea, tiene que hacerlo pronto.