Centro de pensamiento e investigacion en ciencias sociales

Gabinete Ministerial: con paridad y meritocracia

Apoyo. Especialistas destacan cualidades profesionales de las nueve ministras del gabinete liderado por Salvador del Solar. Sostienen que es importante implementar más políticas en busca de la paridad y la igualdad para cambiar el patrón cultural de la sociedad. Advierten que a las mujeres les exigen mucho más que a los hombres cuando hemos tenido muchos ministros para el olvido.

 

Texto original en La República

 

Ministras tienen todos los méritos

Patricia Zárate, investigadora del IEP

Las mujeres que conforman el gabinete tienen los méritos suficientes. Se han basado en la meritocracia y no las han escogido al azar.

La paridad es un derecho al que debemos aspirar, así como la alternancia en los cargos de elección y nombramiento. Los estudios han demostrado que todas las acciones afirmativas, como poner cuotas o la paridad, son importantes.

Eso no quiere decir que todos van a ser mujeres, sino que entramos a un tema de igualdad. Hay una lupa más grande para las mujeres que para los hombres. Felizmente el Ejecutivo está muy comprometido en la igualdad y deberíamos estar orgullosos.

No se les puede bloquear

Arturo Maldonado, analista político PUCP

El gabinete paritario es simbólico y coherente con el discurso del gobierno de Vizcarra. Las ministras han sido seleccionadas no porque son mujeres, sino por tener un currículum solvente que las respalda.

Esto va más allá de ser hombre o mujer, se trata de dar oportunidades para acceder a un cargo público. Hay tantos ministros que han quedado en el olvido, pero tuvieron su oportunidad.

A las mujeres no se les puede estar bloqueando de antemano por su género y es bueno que ahora puedan acceder a cargos de alto nivel.

Tener ministras de alta capacidad profesional seguro querrá ser emulado más adelante.

Paridad no solo en el gabinete

Diana Miloslavich, Flora Tristán

Hemos pedido al presidente Martín Vizcarra la paridad, pero no solo en el gabinete sino también en la Junta Nacional de Justicia, en el Congreso, gobernaturas regionales, alcaldías, JNE y Fiscalía.

Nadie debe rasgarse las vestiduras porque, por segunda vez, haya un gabinete paritario, ¿cuándo le han pedido tanta meritocracia a los hombres?

Hay mujeres profesionales que pueden gobernar este país. No pueden pasarse toda la vida diciendo que no hay mujeres capaces y eficientes.

Saludamos la decisión del presidente. Tenemos que ir a la paridad, el mundo es de hombres y mujeres con igualdad de oportunidades, sin discriminación ni violencia.

No debe ser una decisión aislada

Jorge Aragón, Ciencias políticas PUCP

No es un gabinete que se ha armado para completar y llegar a nueve. Han escogido ministras muy solventes. Lograr que la función pública no solo sea masculina, sino que participen las mujeres, es un mensaje muy fuerte. Ser ministro, policía o médico no tiene por qué ser solo de hombres.

El gabinete paritario será trascendente si va acompañado de otras decisiones. Si seguimos con un sistema judicial que no protege a las mujeres del acoso y de la violencia, el efecto no será importante. Lo central es que no sea un gesto aislado, sino que vaya de la mano con otras acciones y decisiones que permitan cambiar los patrones culturales.

El sector privado está atrasado

Cecilia Blondet, investigadora del IEP

Es formidable un gabinete en el que se combina la paridad y la meritocracia. Es destacable que las ministras no solo están en las carteras sociales, sino también en otras en las que generalmente no hemos conocido la presencia de mujeres. Es importante que se vaya diversificando y ampliando el escenario laboral.

Donde más atrasados estamos es en el sector privado. En los directorios y la alta dirección son muy limitados los cupos para las mujeres.

El empresariado debe entender que las mujeres ejecutivas cumplen todos los requisitos y deben ser consideradas para participar en cargos de alta dirección, como en las sociedades modernas.

Nombradas por su capacidad

Percy Medina, Idea Internacional

Tener por segunda vez un gabinete paritario en casi 200 años de vida republicana es un avance significativo para el reconocimiento de tantas mujeres profesionales y eficientes.

La ministras no han sido nombradas por ser mujeres sino por ser profesionales destacadas, lo que demuestra que se puede tener un gabinete paritario y meritocrático.

Como siempre en la vida, hay ministros y ministras buenos o no, pero viendo los currículums de quienes han juramentado, uno encuentra personas con experiencia y especialización en los temas de los sectores a los que han sido asignados. Es un avance importante para el país.