Centro de pensamiento e investigación en ciencias sociales

La aprobación del presidente Vizcarra, por Jorge Aragón

El presidente Vizcarra no tendrá partido, bancada propia o ministros de perfil político alto; pero lo que sí tiene es una alta aprobación ciudadana en relación con la manera en que está conduciendo su gobierno. Esta historia comienza luego del último discurso presidencial de 28 de julio y, poco más o menos, se ha estabilizado alrededor de un 60% desde octubre del 2018 a la fecha. Este apoyo ciudadano, hoy por hoy, es el capital político más importante con el que cuenta nuestro presidente.

Para entender mejor la naturaleza de este capital político, cabe preguntarse si existen algunos grupos o segmentos de la ciudadanía que registren una mayor o menor aprobación al desempeño de nuestro presidente. Si analizamos la última encuesta de opinión pública del IEP (enero 2018), tenemos que esta aprobación no varía significativamente según la edad o el sexo de los entrevistados. Con relación a otros datos sociodemográficos, lo que sí encontramos es que la aprobación de Lima y Callao es ligeramente mayor (65%) a la del resto del país (60%). De igual modo, cabe destacar que existen diferencias significativas según el nivel socioeconómico al que pertenecen los entrevistados. Mientras que casi un 80% de los que pertenecen al nivel A/B aprueban la conducción del gobierno por parte del presidente Vizcarra, esta disminuye a 63% en el nivel C y a 54% en el nivel D. Entonces, el presidente Vizcarra ha logrado, sobre todo, una importante conexión con los peruanos de la capital y con aquellos de los niveles socioeconómicos más altos, pero algo menos con los que viven fuera de la capital y los más pobres.

En la búsqueda de otras razones o situaciones que expliquen el actual respaldo con el que cuenta el presidente Vizcarra podemos considerar lo que los peruanos y peruanas piensan de él. En esta dirección, entre quienes aprueban la forma como Martín Vizcarra está conduciendo su gobierno, la gran mayoría considera que genera confianza (85%), que se preocupa por el desarrollo de las provincias (83%), que es querido por los peruanos (81%) y que es respetado por los peruanos (77%). De igual manera, entre quienes aprueban a Vizcarra, la gran mayoría no cree que hable mucho y haga poco (83%), no cree que es corrupto (81%), y no cree que sea autoritario (72%). Entonces, la aprobación de Martín Vizcarra como presidente del país estaría en buena parte explicada por una evaluación muy positiva de sus cualidades personales, de su conducta y de sus intereses.

Finalmente, cuando se analiza la manera en que los entrevistados califican a los principales líderes políticos del país, encontramos que la aprobación del presidente Vizcarra es largamente mayoritaria entre quienes califican positivamente tanto a Julio Guzmán (84%) y a Alfredo Barrenechea (81%), como a Verónika Mendoza (75%) y Marco Arana (82%). Entonces, por ahora, el presidente Vizcarra ha logrado atraer la simpatía de un espectro político bastante amplio. Que va del centro-derecha a la izquierda.

Si bien es cierto que no hay mayor garantía de que estos niveles de aprobación se mantengan de aquí al 2021, por ahora, el presidente Vizcarra posee lo que muy pocos políticos y autoridades han conseguido desde el 2001 en adelante: generar confianza y expectativas; respaldo para sus decisiones; ser visto con particular simpatía; y hacerlo tanto con ciudadanos de derecha, centro e izquierda. Todo esto, además de excepcional, no es poca cosa en nuestro país.

 

Mira los resultados de la encuesta de opinión realizada por el IEP aquí ►https://iep.org.pe/noticias/encuesta-de-opinion-enero-2019/