Centro de pensamiento e investigación en ciencias sociales

Se presentaron los resultados y aprendizajes de Proyecto Capital a 10 años de su creación

Las organizaciones implementadoras durante estos 10 años fueron Fundación Capital y el Instituto de Estudios Peruanos, con la colaboración y el financiamiento de la Fundación Ford y el IDRC de Canadá.

Los días 15, 16 y 17 de agosto se llevó acabo en Puebla, México, el Segundo Coloquio: “Proyecto Capital: 10 años vinculando la protección social con la inclusión financiera”. El evento fue co-organizado con PROSPERA (el programa de Transferencias Monetarias Condicionadas de México) y tuvo como objetivo compartir los resultados y aprendizajes de la iniciativa.

Proyecto Capital promueve, diseña y apoya la implementación de prácticas y políticas de inclusión financiera vinculadas con los sistemas de protección social, especialmente con los programas de Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC). Busca garantizar el acceso, pero sobre todo fomentar el uso de los servicios financieros formales y la calidad de los mismos, creando soluciones adaptadas al contexto de cada país.

Las organizaciones implementadoras durante estos 10 años fueron Fundación Capital y el Instituto de Estudios Peruanos, con la colaboración y el financiamiento de la Fundación Ford y el IDRC de Canadá.

El evento contó con la participación del Subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, Javier García Bejos, en representación del Secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, en presencia del Coordinador Nacional de PROSPERA, Jaime Gutiérrez Casas, quienes compartieron la experiencia de PROSPERA, en la vinculación de los participantes de sus programas con proyectos productivos, opciones laborales y servicios financieros.

Uno de los temas centrales fue la relevancia del acceso y uso de cuentas de ahorro por parte de las participantes de los programas de TMC, para que puedan acumular dinero, y de esta manera construir, proteger y aumentar sus activos financieros.

Carolina Robino, Especialista Principal de Programas de IDRC (International Development Research Centre) destacó los principales puntos del legado que deja el proyecto, entre los cuales se encuentran la investigación realizada, el foco en el ahorro, la colaboración con las Estrategias Nacionales de Inclusión Financiera (ENIF), el rol de la innovación y de la tecnología, la convocatoria de actores diversos y el aprendizaje entre pares.

Sin embargo, el proyecto deja áreas para profundizar. Carolina Trivelli, resaltó: “Tenemos un camino pendiente por demostrar en qué se traduce la apertura de la cuenta para las mujeres, que es realmente el objetivo. No podemos conformarnos con que usa la cuenta, sino, si efectivamente transforma la vida de las personas y hemos investigado poco en cómo la inclusión financiera ha cambiado la vida de las mujeres”.

Por parte del sector financiero privado participó Claudio González – Vega, presidente de la Fundación Microfinanzas BBVA, quién dio una conferencia magistral sobre los desafíos de la inclusión financiera y la importancia de la construcción de relaciones con el cliente del banco desde la cercanía, conociéndolo y ayudándolo a que pueda pagar el crédito en función de sus ingresos. Por ejemplo, pagando más en la época de la cosecha y casi nada en la época de la siembra.

Sin embargo, Claudio no desestimó a la tecnología “Conocer al cliente y conversando con él es algo que la digitalización no podrá reemplazar. Una vez que sí lo conocemos, ahí recién podemos usar la tecnología para traquear los resultados. Uno no conoce al cliente a través de una cámara. Necesitamos el contacto, lo que necesitamos es abrazar a los clientes”.

El evento contó con paneles sobre los desafíos por parte de los programas de TMC en su relación con los bancos, innovación en servicios financieros y canales, fortalecimiento de los programas con un enfoque de género, el desarrollo de la inclusión social en el programa PROSPERA e intercambios de conocimiento con otras latitudes.

El conversatorio que impactó y emocionó a todos los presentes fue sin lugar a dudas el facilitado por Any Benitez de Fundación Capital, en el cual participaron cuatro mujeres que son o fueron receptoras de TMC: Antonia Ruíz de Querétaro, México; Rosa María Pérez de Puebla, México; Victoria Fernández de Coñachugo, Quirubilca, Perú; y Agripina Perea Valencia de Cartagena, Colombia.

El panel demostró la valentía de estas mujeres, su empoderamiento, el esfuerzo que realizaron para salir adelante y su transformación en referentes dentro de sus comunidades.

Luego de 10 años trabajando en estrecha colaboración con cuarenta instituciones públicas y privadas, Proyecto Capital apoyó la vinculación de la inclusión financiera con los programas de protección social de catorce países de América Latina y el Caribe. Así como Antonia, Rosa, Victoria y Agripina, PK ha fortalecido las habilidades financieras de más de cinco millones de mujeres en la región.

Este programa finalmente ha demostrado que la inclusión financiera no sólo cambia vidas, sino que genera sociedades más justas en las que es posible ejercer una ciudadanía económica plena.