Centro de pensamiento e investigación en ciencias sociales

Mejorar la calidad de la educación pública es la manera más efectiva de formar buenos ciudadanos

 

149678eduacion-peruuujpg

Foto: Ministerio de Justicia y Derechos Humanos

  • Encuesta del IEP y la Fundación Mohme en escuelas públicas concluye que a través de una buena educación pública los ciudadanos pueden mejorar su relación con el Estado.
  • La mitad de docentes de colegios públicos entrevistados cree que la educación peruana es de mala calidad. 
  • El estudio de opinión también muestra que el 35% de padres y madres de familia encuestados cree que el principal deber de la mujer es quedarse en casa cuidando a los hijos. Uno de cada dos estudiantes de primaria piensa lo mismo.
  • Los investigadores afirman que para formar en ciudadanía se deben considerar las expectativas y demandas de todos los actores de la escuela. 

El 49% de docentes de colegios públicos cree que la educación en el Perú es de mala calidad, según los resultados del estudio de opinión pública “La ciudadanía desde la escuela” realizado por el Instituto de Estudios Peruanos y la Fundación Gustavo Mohme Llona en las ciudades de Arequipa, Huamanga, Iquitos, Lima y Callao, y Piura.

Para los investigadores, esta y otras percepciones negativas sobre la calidad de la educación pública tienen una estrecha relación con la formación ciudadana que se brinda en las escuelas, ya que “una educación de calidad es una manera efectiva de garantizar derechos, promover aprendizajes para la vida política, y mejorar la relación entre ciudadanos y Estado”.

Las conclusiones de la encuesta –realizada a una muestra de estudiantes de 6to. de primaria, 4to. de secundaria, padres y madres de familia y docentes de escuelas públicas para recoger sus percepciones sobre ciudadanía y formación ciudadana– destacan también no solo la urgencia de concentrar esfuerzos para mejorar los aprendizajes de los estudiantes y los servicios educativos, sino la necesidad de que la formación ciudadana incorpore las demandas y expectativas de estos actores, en un contexto en el que se viene debatiendo sobre los cambios en el currículo escolar.

La calidad de la educación pública

La evaluación negativa de los docentes sobre la educación pública en el país contrasta con la valoración mucho más positiva que tienen acerca de la calidad de la educación que se brinda en las escuelas en que desempeñan sus funciones: 56% de ellos la considera de buena calidad. Así, el primer resultado puede tomarse como una crítica de los maestros frente al rol que cumple el Estado, mientras que al referirse a la calidad educativa de sus escuelas, están evaluando su desempeño y esfuerzo a pesar de la desidia del mismo Estado.

Algo distinto es el caso de los padres y madres de familias. Para el 55% de ellos la educación pública dentro del país es regular y 26% la considera buena. Cuando se les pregunta sobre la calidad educativa en las escuelas en las que están sus hijos, 43% la considera regular y un 39% la considera buena. El hecho de que para los padres la educación en las escuelas de sus hijos sea mejor que la educación pública en general probablemente tiene que ver con que ellos pueden intervenir y participar directamente en el primero de estos ámbitos.

grafico1

Altas expectativas

Los padres también tienen altas expectativas con relación a lo que la escuela puede ofrecer para el futuro de sus hijos. La escuela y el acceso a la educación son vistos como una experiencia que hace posible mejoras sociales y económicas. En ese sentido, la mitad de los padres encuestados (51%) responde que sus hijos van a la escuela para acceder a una educación superior, casi un tercio de ellos (28%) piensa que la escuela sirve para mejorar sus condiciones de vida, y cerca de la quinta parte (17%) cree que la escuela es útil para mejorar su condición social.

Sin embargo, el estudio advierte que estas altas expectativas alrededor de la educación podrían terminar generando demandas insatisfechas y frustración frente al Estado, que tiene la obligación de brindar una educación de calidad para sus ciudadanos.

grafico2

Ser un buen ciudadano

La encuesta también pone en evidencia que existen diversas opiniones sobre lo que es ser un buen ciudadano. Estas diferencias se encuentran marcadas por una brecha generacional y de instrucción. Mientras que para los estudiantes ser un buen ciudadano supone principalmente respetar a las leyes, para los padres y madres se trata de participar en las elecciones y guardar respeto por las opiniones diferentes a la de uno.

De otro lado, para los docentes la principal característica de un buen ciudadano es respetar las opiniones de los demás y obedecer las leyes y normas establecidas, junto al pago de impuestos y tributos. Esto, según los investigadores, apunta a una concepción de ciudadanía más pasiva, que si bien considera que los ciudadanos tienen algunos deberes frente al Estado, no necesariamente implica que estos participen activamente de las decisiones y la fiscalización de las autoridades, así como del debate público.

grafico4

Derechos y roles de género

Las respuestas de todos los encuestados en relación con los derechos de género son sumamente positivas. La investigación arroja datos alentadores sobre la percepción de que hombres  y mujeres son igualmente capaces para desempeñar responsabilidades diversas, incluyendo cargos políticos. Asimismo, pone sobre el tapete el tema del acoso a las mujeres. En este caso la mayoría de todos los encuestados (más del 87%) está de acuerdo con que ellas deberían poder quejarse con la policía si es que son acosadas.

De otro lado, si bien existe una actitud positiva con respecto a la igualdad en los derechos de hombres y mujeres, cuando se pregunta sobre los roles de género, hay cambios significativos. Así, el 35% de padres y madres de familia entrevistados cree que el principal deber de un hombre es ganar dinero y que la mujer debe quedarse en en el hogar cuidando de sus hijos. Esta idea, que además es compartida por casi la mitad de estudiantes de 6to. de primaria (49%), evidencia una visión tradicional y poco igualitaria sobre el rol de la mujer.

grafico3

 

Sobre el estudio

El estudio forma parte de las actividades del “Proyecto Democracia: construyendo ciudadanía desde la escuela”, que ejecutan el Instituto de Estudios Peruanos y la Fundación Gustavo Mohme, con el apoyo de la Iniciativa Think Tank. Las encuestas se aplicaron en 22 escuelas públicas ubicadas en zonas urbanas marginales de las ciudades de Arequipa, Ayacucho, Callao, Iquitos, Lima y Piura.

Proyecto Democracia tiene como finalidad formular propuestas de política educativa y promover un debate sobre el estado actual de la democracia y la ciudadanía en el Perú.

Descarga los dos nuevos encartes con los resultados del estudio:

La ciudadanía desde la escuela: calidad educativa expectativas y aprendizajes

La ciudadanía desde la escuela: democracia y ciudadanía